15 Planes en Otoño e Invierno para Descubrir la Costa Blanca

Aunque la Costa Blanca es conocida por sus playas, fuera de la temporada veraniega, con un clima suave y soleado, con menos turistas, la Provincia de Alicante nos ofrece un montón de cosas para hacer. Te damos 15 ideas.

Vista de terraza junto al mar

Los días de otoño e invierno, en la Costa Blanca, son muy agradables. Son días soleados donde la temperatura en las horas centrales ronda los 20 grados. Días para pasear por la montaña, disfrutar de playas solitarias o de terracitas al sol.

Como alojamiento elegimos el Dormio Resort Costa Blanca, que se encuentra ubicado junto a la Cala de La Nuza, en El Campello, con acceso directo desde los apartamentos.

El motivo es porque es un resort de apartamentos con capacidad para 4-6 personas, todos con vistas al mar, y que cuenta con centro wellness, piscinas, gimnasio, spa, restaurante y bar de tapas con los que disfrutar dentro del resort, sobre todo, en los días más cortos del año.

Collage Resort Dormio Costa Blanca

Y, también, porque es un sitio tranquilo, que se encuentra a pie de playa, en el centro de la Provincia de Alicante, por lo que, estamos como máximo a una hora de cualquiera de los lugares que recomendamos.

Planes para Otoño – Invierno en la Provincia de Alicante

En este post os proponemos 15 planes, fuera de la temporada alta, en la Provincia de Alicante.

1.- Disfrutar de las Playas y Calas

 

Desde mayo a octubre es posible bañarse en las calas y playas de la provincia. El resto de los meses, las playas están solitarias, ideales para pasear, leer y disfrutar de un sol, que no calienta tanto, y de la brisa del mar.

Los chiringuitos que hay junto a las calas no suelen cerrar fuera de temporada. Son sitios ideales para relajarse y tomar algo con vistas excepcionales. Los atardeceres y amaneceres son espectaculares. 

La variedad de playas y calas en la Costa Blanca es impresionante. Desde arenales casí vírgenes en el sur para dar largos paseos junto al mar, por la zona de Elche y Guardamar, a preciosas calas con acantilados desde Altea a Jávea.

2.- Visitar pueblos con encanto

Pueblo con encanto en Alicante, Guadalest

Muchos municipios tienen un encanto especial. Jávea, Denia o Altea, aunque municipios costeros, tienen un casco antiguo espectacular.

Guadalest es uno de los pueblos más bellos de España, Alcoy y Orihuela tienen mucha historia y La Vila un paseo marítimo con casas de colores.

Pequeños pueblos de interior como Sella, La Vall de Laguar, Jalón, Polop, Planes… bien merecen una visita.

3.- Rutas por la montaña alicantina

Foto de una montaña alicantina:el cabezo de or

Alicante es la tercera provincia más montañosa de España. Aunque, sin excesiva altura, el techo es Aitana a más de 1500 metros del nivel del mar, hay rutas por montañas espectaculares que se pueden realizar durante todo el año.

Rutas sencillas junto al mar como la del Cabo de la Huerta en Alicante, la de la Playa del Torres en la Vila, la del Faro del Albir, el paseo ecológico de Benissa, la de los acantilados de Benitatxel o la Cova Tallada, con salida desde Denia.

Rutas muy conocidas por montañas del interior como la del Barranc del Infern, la de Bernia, el Puig Campana, el Cabeço d’or, Xorret del Catí, el Maigmó, la sierra de Mariola, el carrascal de la Font Roja, la Serrella…

Rutas duras y sencillas, según las ganas de andar de cada uno.

4.- El Palmeral

plano general del parque municipal de elche

El Palmeral de Elche es uno de los 49 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad en España. Más de 5 millones de metros cuadrados de huertos de palmeras cuyo origen es islámico. Y jardines espectaculares. Bien merece una visita.

Un conjunto compuesto por más de 200.000 palmeras que borden y se internan en el centro de la ciudad.

Puedes hacer la ruta de El Palmeral andando o en bicicleta y descubrirás como se plantaban las palmeras, junto a las acequias, delimitando el huerto, para crear una pantalla vegetal que creara un microclima.

5.- Espacios naturales

Peñon de Ifach Javea Costablanca

La Costa Blanca cuenta con 9 parques naturales, todos ellos muy interesantes de visitar.

El Carrascal de la Font Roja se encuentra junto a la ciudad de Alcoy. 2000 hectáreas de área protegida.

El Parque Natural de la Sierra de Mariola, muy cerca de la Font Roja, es donde nace el río Vinalopó. Cuevas y pozos de nieve conforman unos restos patrimoniales a tener en cuenta.

La Serra Gelada, entre Benidorm y Alfás es una sierra litoral declarada parque natural marítimo terrestre. Sus acantilados son espectaculares, por su gran altura.

El Peñon de Ifach, en Calpe, es uno de los símbolos de la Costa Blanca, con unas vistas espectaculares a toda la bahía y más allá.

El Parque natural del Montgó, entre los municipios de Denia y Jávea tiene protegidas más de 2000 hectáreas y alcanza el mar en el Cabo de San Antonio.

El Parque Natural de La Mata Torrevieja y el de las Salinas de Santa Pola es un humedal clave para muchas aves que allí se pueden contemplar. Lo mismo que en el vecino Parque Natural del Hondó.

La Marjal Pego-Oliva, en el norte de la provincia, es otro humedal con una rica y variada fauna.

6.- Navegar por la costa

barcos de aluiler frente a la costa de Alicante

En los meses más fríos del año, el mar, excepto días aislados, suele estar plano.

Alquilar un barco para pasar el día y poder ver las calas y montañas litorales desde otra perspectiva es una experiencia inolvidable.

También, para visitar, por ejemplo, la única isla habitada de la comunidad valenciana: Tabarca.  

En otoño e invierno podemos alquilar, en cualquier municipio costero, tablas de paddle surf o piraguas para adentrarnos en el mar.

7.- Arroz y otras delicias gastronómicas

Primer plano arroz a la leña

En la Provincia de Alicante el arroz es el rey de las comidas. Se hacen infinidad de platos distintos con este ingrediente, tanto en la costa como en el interior.

Y es un plato que se come bien en cualquier época del año.

Los pescados y mariscos, los salazones, la pericana, las cocas son platos típicos para degustar en la Costa Blanca.

El nivel de la gastronomía alicantina es alto, con 12 restaurantes con estrella Michelín.

8.- Experiencia de Enoturismo

Campos de viñas Villena

Los vinos con denominación de origen Alicante, cada vez son más conocidos y premiados. Y hay un montón de grandes bodegas que ofrecen visitas por sus campos e instalaciones con degustación de vinos.

Bodegas de Villena, Pinoso, Monovar, Jalón, Alfas del Pi, Parcent, Teulada… pueden ser visitadas para probar y comprar sus caldos. Muchas organizan conciertos y actividades durante todo el año.

9.- Lugares de la Costa Blanca

 

En esta misma web te ofrecemos distintos lugares que puedes visitar en tus vacaciones en la Costa Blanca.

Lugares especiales como pueden ser los 15 impresionantes miradores de Jávea.

O la única isla habitada de la Comunidad Valenciana, Tabarca. Durante todo el año hay barcos, tanto desde Alicante como Santa Pola, para visitar la isla isla. No podrás bañarte, pero a cambio, gozarás de la tranquilidad de esta pequeña isla.

La Laguna Rosa de Torrevieja, donde puedes hacer alguna ruta. Las Cuevas del Canalobre en Busot.

Monumentos como el Castillo de Santa Bárbara en Alicante, jardines como el del Huerto del Cura o el jardín de l’Albarda en Denia.

Puedes visitar la terraza y contemplar las vistas del hotel más alto de Europa, el Bali en Benidorm, las casas de Bofill en Calpe…

Lugares con encanto.

10.- Visitar Alicante

Castillo Santa Bárbara Alicante

La capital de la Provincia merece una visita. El casco antiguo con el pintoresco barrio de Santa Cruz y su ermita con unas vistas impresionantes de la ciudad, la zona del ensanche con la calle castaños como arteria principal, la fachada litoral con la playa del Postiguet, la explanada y canalejas, el parque de la Ereta a los pies del Castillo de Santa Bárbara, la zona del puerto

Sitios que puedes hacer dando un paseo.

Los restaurantes y las terracitas del centro pueden completar un precioso paseo por la ciudad de Alicante.

11.- Ruta de los castillos del Vinalopó

General del Castillo de Villena en Otoño

Hacia el sur de la provincia, en los valles del Vinalopó se levantan casi una decena de castillos que bien merecen una visita.

Son los castillos de Villena, Bañeres, Sax, Elda, Petrer, Novelda, Monovar, Castalla y Biar. Castillos imponentes que cubrían muchos kilómetros.

Están situados en las cercanías de lo que fue la frontera entre Castilla y Aragón. Tierras fértiles que, mayormente, producen uva, tanto embolsada como para vinos.

12.- Museos

Sin tener museos muy destacados en el panorama nacional hay varios que merecen la pena.

El MARQ de Alicante, que ha llegado a exponer el discóbolo, fue elegido museo europeo del año en 2004. Muestra el legado de las distintas civilizaciones que han dejado paso por la Provincia de Alicante. Museo muy didáctico y moderno.

En Alicante se encuentra, también, el MACA, el museo de arte contemporáneo con obras de Miró, Juan Gris, Chillida, Antonio Saura, Tápies, Equipo Crónica y Eusebio Sempere, alma mater del proyecto.

Pero cada población tiene museos muy interesantes como el museo del chocolate en La Vila, en del juguete en Ibi, los museos en miniatura o de vehículos históricos en Guadalest, el Museo del Palmeral de Elche, el de bomberos en Alcoy

13.- Parques de animales

Terra Natura Benidorm

Si te gustan los animales puedes visitar varios parques en la provincia.

En el Safari Park de Aitana puedes hacer un tour sin bajar del coche. Terra Natura en Benidorm es un parque donde los animales viven en espacios diseñados para ellos.

Río Safari, entre Elche y Santa Pola, cuenta con animales de todo el mundo como leones, cebras, cocodrilos, tigres, leones marinos o camellos.

Y en Mundomar Benidorm tendrás la posibilidad de conocer todo acerca de los delfines, incluso nadar con ellos. Flamencos, cigüeñas, tortugas, pingüinos… son otros animales que podrás visitar.

14.- Gastronomía en pueblos pequeños

Pequeño pueblo de la Costa Blanca

Perderte por el interior de Alicante en busca de pequeños restaurantes, que lo bordan, es otra posibilidad a la hora de hacer alguna excursión.

En el interior de la Vega Baja tienes restaurantes muy conocidos donde su especialidad es el arroz con conejo y caracoles hecho a la leña de sarmiento.

En la pequeña localidad de Sella tienes  tres buenos restaurantes en la misma carretera que sube hacia Aitana. Igual que en Benimantell, en el valle de Guadalest, con restaurantes recomendados en la guía Michelín.

La zona del Comtat, también es zona de pequeños restaurantes donde se come muy bien. Y lo mismo en la zona de la Vall de Laguar con la Venta del Collado casi en el techo del Barranc del Infern.

15.- Ir de marcha y a terrazas

Sea invierno o verano y sea el municipio que sea, en todos podrás disfrutar de agradables terrazas durante todo el año. Almorzar o tomar un aperitivo allí es una de las identidades de la Costa Blanca.

Si quieres ir de marcha puedes visitar la zona de Castaños y del Barrio en Alicante o la del Golf y avenida Costa Blanca en San Juan Playa, o la zona inglesa o casco antiguo de Benidorm.

Muchos planes para disfrutar de la Costa Blanca fuera de la temporada estival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.