Ruta por el Barrio de Santa Cruz y el Casco Antiguo, los orígenes de la ciudad de Alicante

Proponemos un paseo, de poco más de 1,5 kilómetros, por los barrios más antiguos de la ciudad de Alicante. El barrio de San Roque, el Casco Antiguo y el pintoresco Barrio de Santa Cruz.

#Alicante

Entre los mejores planes en Alicante, no nos podemos perder este paseo por la zona más antigua de la ciudad.

La ruta

En ligera pendiente, ya que llegamos hasta las faldas del Castillo de Santa Bárbara la ruta que proponemos son poco más de 1,5 kilómetros, ida y vuelta.

Una ruta que empezamos en la plaza de la Puerta del Mar, junto a la Explanada. A nuestras espaldas, la Playa del Postiguet y el puerto deportivo.

Durante el paseo nos adentraremos en lo que fue el interior de la ciudad amurallada de la Alicante mediaval. Todavía podremos ver y subir al castillo por el único trozo de muralla que se conserva.

Toda la ruta discurre por las faldas del monte Benacantil, donde se encuentra el castillo de Santa Bárbara, que no le perderemos el ojo en ningún momento. A sus pies, empezó la historia del municipio Alicante.

Desde la plaza del mar junto a la Explanada destaca uno de los edificios más imponentes de la ciudad de Alicante, la Casa Carbonell, construida en 1925 por el arquitecto alicantino Juan Vidal Ramos. Es un edificio modernista de principios de siglo que mandó construir el empresario alcoyano Enrique Carbonell.

Junto a el, el que fue el Hotel Palas, uno de los hoteles más lujosos de Alicante durante muchos años. Fue construido en el XVIII por los condes de Soto Ameno.

Si seguimos por la calle que los separa llegamos a la Plaza del Ayuntamiento. Una plaza con cierto estilo castellano, por los porches donde se asienta la Audiencia Provincial, antiguo Consulado del Mar.

Por el pasaje junto al consistorio accedemos a la Plaza Santísima Faz, una recoleta plaza con restaurantes típicos para turistas y terrazas.

Estamos en el casco antiguo de Alicante.

El Casco Antiguo en Alicante

Imagen del Ayuntamiento de Alicante desde las callejuelas del Casco Antiguo

El casco antiguo de Alicante empezó a ponerse en valor hace bien poco. El barrio, como se le conoce en Alicante, hace 30 años era un conjunto de casa abandonas y en ruina, bares de todo tipo, y locales de dudosa reputación.

Ha cambiado, pero no es un casco antiguo al uso, con grandes edificios y anchas calles peatonales. Hay grandes casas en la calle Labradores, pero la mayor parte han sido siempre edificios de gente trabajadora. Todavía quedan muchos solares para restaurar.

El casco antiguo lo componen estrechas calles, que desembocan en la rambla o en la calle mayor y que suben hacia el monte Benacantil.  Es una pequeña ciudad dentro de la ciudad.

Es un sitio de marcha, con numerosos pubs, que los fines de semana se suelen llenar. Y, últimamente, se están instalando buenos restaurantes. Además, hay mucha oferta hotelera, tanto de edificios de apartamentos como de pisos turísticos.

Falta el comercio tradicional, escaso en toda la zona que vamos a visitar.

Si seguimos nuestra ruta por la calle Mayor y giramos por la calle San Nicolás, la primera a la derecha, llegaremos a la Concatedral de San Nicolás, levantada en 1616 sobre un templo mediaval. Destaca su cúpula azul, que más tarde podremos observar desde el barrio de Santa Cruz.

Junto a la entrada principal se encuentra el pequeño claustro que se puede acceder desde la calle Labradores. En su interior podemos disfrutar del silencio y de un pequeño jardín.

En la plaza Abad Penanlva, hay terrazas y bares para picar o comer algo.

Seguimos hacia arriba por la calle Labradores, que termina en la plaza de San Cristóbal, junto a la Rambla.

La calle Labradores es la calle principal del casco antiguo y es donde se encuentran las casas palacio de la época.

La plaza San Cristobal une el casco antiguo con la Rambla y la calle Alfonso, el sabio, lo que sería el ensanche.

Nosotros seguimos a la derecha por las callejuelas del caso antiguo. Por la calle Argensola llegamos a la plaza del Carmen, la entrada del Barrio de Santa Cruz.

El Barrio de Santa Cruz Alicante

Callejuela del Barrio de Santa Cruz de Alicante

El barrio de Santa Cruz es pintoresco. No son más de 10 calles, que casi todas son escaleras. Las vistas de la parte costera de la ciudad son excepcionales.

Fue un barrio donde vivían, exclusivamente, trabajadores del puerto. Hijo de portuarios, aquí nació el torero José María Manzanares.

Hoy es casi barrio turístico porque aquí hay muchas casas de alquiler en Airbnb y otras plataformas. Las fachadas están cuidadas y destacan la decoración con macetas de todo el barrio.

En la parte alta del barrio de Santa Cruz se encuentra la ermita de Santa Cruz, junto al único trozo que se conserva de las murallas de la ciudad. Por ellas se llega al castillo de Santa Bárbara.

En la parte alta del barrio se encuentra el parque de la Ereta, con unas vistas impresionantes de la ciudad.

Barrio de San Roque

Detalles de edificios del barrio San Roque en el casco antiguo de Alicante

Atravesamos el parque en dirección al mar y junto al Museo de las Aguas de Alicante por la calle San Juan llegamos a la calle Villavieja, continuación de la calle Mayor.

En la calle Villavieja podemos ver la Basílica de Santa María y el Museo de Arte Contemporáneo (MACA) con obras de Miró, Picasso, Dalí, Juan Gris, Tàpies, Eusebio Sempere o Juana Francés, entre otros.

Por la calle Villavieja llegamos al Ayuntamiento donde acaba esta ruta por la historia de la ciudad de Alicante y sus barrios más antiguos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.