Cómo ahorrar dinero con tu estancia en Alicante

Ahorrar mientras estamos de viaje no es ninguna locura. En ocasiones, nuestras ansias por conocer el mundo se ven contrarrestadas con el presupuesto de que disponemos pero, si sabemos jugar bien nuestras cartas, seguro que conseguimos ajustar al máximo el bolsillo y disfrutar de lo que toca.

El mochilero es, con diferencia, el que más economiza su estancia a cualquier parte a la que vaya, la persona que sabe mirar por el bolsillo pero sin dejar de hacer esas cosas que tanto le gustan y/o motivan. De ellos podemos aprender mucho pero, ¿y si nosotros no queremos ir como tal? ¿Si nos gustan las comodidades no tenemos derecho a que nuestra cartera descanse un poco?

¿Cómo podemos ahorrar dinero durante un viaje?

Tanto si nos vamos a Alicante como si decidimos hacer una ruta por algún país asiático, el ahorro puede estar garantizado. Conociendo nuestras prioridades y estando al día de las ofertas que hay en el mercado, seguro que podemos hacer que nuestro bolsillo no sufra tanto las consecuencias de un capricho.

Con pequeños detalles en los que a menudo no caemos, seguro que disfrutamos más de la experiencia, que nos hacemos con ofertas que antes ni siquiera habíamos valorado y es que no es lo mismo viajar que hacerlo igualmente pero mucho más barato. A continuación, para que estés al tanto, te dejamos con algunas recomendaciones:

⊙ Compra de billetes

El ahorro en los viajes comienza antes de llegar a nuestro destino. Comprar billetes en las horas que mejor tarifa hay (generalmente los martes por la noche) hará que gastemos mucho menos que nuestro vecino por el mismo ticket de avión. Atendiendo a este detalle, seguro que tú también te haces con unos euros para allí donde vayas.

⊙ Viajar ligero

¿Compras muchas cosas antes de irte de viaje? Si bien es importante llevar el equipaje adecuado, no tenemos que estar gastando en cosas que puede que usemos o puede que no y es que, aquí, antes de salir, dejamos un capital interesante cuando lo ideal es ir ligero de equipaje, meter en la maleta lo que sea estrictamente necesario.

⊙ Comer comida local

Cuando vamos de viaje nos suelen recomendar restaurantes y sitios a los que podemos ir para comer. Sin embargo, si queremos ahorrar debemos tirar por lo local, por esos sitios en los que van las personas que viven en el país y/o ciudad que visitamos. Sin atender a lo que dicen en las guías disfrutaremos mucho más de la sorpresa.

En este punto, además de los euros que nos meteremos en el bolsillo, debemos agregar el detalle de que entraremos en contacto con las personas de allí, de que será mucho más emocionante el poder comernos un plato de comida que nada tiene que ver con lo que nos ponen en ciertos locales. ¿Te animas a compartir la experiencia?

⊙ Comprar en supermercados

No hay mejor forma de ahorrar en un viaje que comprar en los supermercados que tenemos por la ciudad. Las tiendas Lidl en Alicante no solo permiten que nos hagamos con esas ofertas que tanto gustan sino que dejan al bolsillo descansar cuando ya llevamos mucho gasto o simplemente no contamos con el presupuesto suficiente.

⊙ Viajar caminando

Aunque dependiendo del sitio al que vayamos el transporte público puede ser una buena alternativa de movimiento, todo lo que podamos hacer a pie será bueno para nuestro bolsillo y también bastante saludable. Viajar caminando permite que conozcamos el sitio al que vamos de una manera más profunda, sabiendo exactamente qué es lo que hay en cada rincón y viviendo el lugar como si fuese nuestro. ¿Te animas?

⊙ ¿Beber es caro?

Cuando estamos de viaje la bebida no es igual que la comida. Salir a tomar suele ser costoso, algo que notará nuestro bolsillo desde el primer momento y es que, cuando volamos debemos saber que no estamos en casa, que el sitio al que vamos puede suponer un dolor para la cartera.

Con esto no estamos diciendo que no bebamos una cerveza o tomemos copas de vino en el restaurante en que cenamos pero sí que no vayamos a un bar de forma exclusiva para tomar tragos a no ser que se trate de un negocio local o sitio que nos hayan recomendado por lo rico de sus cócteles.

En definitiva, ahorrar en nuestra estancia en Alicante o cualquier otro sitio al que vayamos no es tan complicado como parece. Con estos consejos que te hemos dado, no solo estarás haciendo respirar a tu cartera, también disfrutarás de esa otra forma de ver el país y/o la ciudad en la que te encuentras.

Los viajes, pensados para que conozcas otros sitios y/o vivas nuevas experiencias, están hechos para el descubrimiento pero, si además puedes gastar menos dinero en tu estancia por aquí, ¿quién se puede resistir a eso de coger un avión para marcharnos sin que nos duela el bolsillo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.